Portada » Biden anuncia medidas para reducir la violencia con armas de fuego en EEUU
Internacional

Biden anuncia medidas para reducir la violencia con armas de fuego en EEUU

Una manifestante muestra una pancarta de apoyo a la regulación de las armas en Estados Unidos
Una manifestante muestra una pancarta de apoyo a la regulación de las armas en Estados Unidos

NIUS Diario

  • Biden aumentará la financiación de las iniciativas para reducir la violencia urbana, destinando 5.000 millones de dólares en los próximos ocho años

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunciará este jueves nuevas medidas para reducir la violencia con armas de fuego que azota al país, en concreto las acciones irán destinadas a las “armas fantasma”, armas vendidas sin número de serie ni información de identificación.

La Casa Blanca ha emitido un comunicado en el que ha detallado que la Administración Biden promulgará seis medidas iniciales para “hacer frente a la epidemia de salud pública que supone la violencia armada”.

La iniciativa viene motivada por las promesas que hizo Biden en campaña y por los recientes tiroteos masivos en Boulder –donde mueriton 10 personas– y en Atlanta -que dejó ocho víctimas mortales–, por lo que tratara de reducir “todas las formas de violencia con armas de fuego: la violencia comunitaria, los tiroteos masivos, la violencia doméstica y el suicidio por arma de fuego”.

“La violencia con armas de fuego se cobra vidas y deja un legado duradero de traumas en las comunidades todos los días en este país, incluso cuando no aparece en las noticias nocturnas”, ha resaltado el Gobierno estadounidense, incidiendo en que muchas zonas del país están atravesando un “pico histórico de homicidios”.

Las medidas tendrán que ser aprobadas por el Congreso

Aunque Biden presente estas medidas, necesitará el visto bueno del Congreso, a quien ha pedido que apruebe estas leyes, resaltando la aprobación de dos proyectos de ley en la Cámara de Representantes el mes pasado que busca acabar con las lagunas que existen en el sistema de verificación de antecedentes, entre otros.

Pero la Administración “no esperará a que el Congreso tome medidas para salvar vidas”, por eso el Departamento de Justicia, en un plazo de 30 días, emitirá una propuesta de ley para ayudar a detener la proliferación de “armas fantasma”, que consisten en unos kits que los compradores pueden convertir en armas fácilmente.

Al no estar clasificados como armas de fuego, estos kits pueden ser comprados por cualquier persona, sin necesidad de presentar los antecedentes. Cuando este tipo de armas son usadas para cometer crímenes, a menudo no pueden ser rastreadas por las fuerzas del orden debido a la falta de un número de serie o más detalles de identificación.

Por otro lado, el mismo departamento, en un plazo de 60 días, emitirá un proyecto legislativo para “aclarar cuándo un dispositivo comercializado como refuerzo estabilizador convierte efectivamente una pistola en un rifle de cañón corto sujeto a los requisitos de la Ley Nacional de Armas de Fuego”.

Esta acción en concreto fue la que uso el presunto tirador de Boulder, ya que utilizó una pistola con un dispositivo de estabilización, que puede hacer que un arma de fuego sea más estable y precisa sin dejar de ser ocultable.

El Departamento de Justicia también publicará un modelo de legislación de “bandera roja” para los estados, para permitir a los familiares o a las fuerzas del orden solicitar una orden judicial que prohíba temporalmente a las personas en crisis el acceso a las armas de fuego si representan un peligro para ellos mismos o para los demás. Además de estas medidas, Biden aumentará la financiación de las iniciativas desatinadas a reducir la violencia urbana, destinando 5.000 millones de dólares en los próximos ocho años.