Portada » “Aquí se habla en español”: el viral vídeo de un programa de Telemundo
Actualidad

“Aquí se habla en español”: el viral vídeo de un programa de Telemundo

Ana María Polo, la jueza del ‘Caso cerrado’, ha entrado en cólera cuando una participante se ha negado a hablar en castellano. El video viral de su reacción se convirtió en lo más comentado en las redes sociales.

La abogada y presentadora cubana Ana María Polo ha protagonizado un tenso episodio que se ha vuelto viral. La que ejerce como ‘jueza’ en Caso Cerrado, el exitoso programa de Telemundo, ha entrado en cólera al escuchar hablar inglés a una participante colombiana.

La joven hacía aparición en plató y saludaba a Polo con un “hello, good afternoon” que provocó la ira de la jueza. “Ni good afternoon ni hello, aquí se habla en español. Tu nombre es Luna y aquí hablas en español“, aseveraba.

Ante la insistencia de la participante, que trataba de explicarse en inglés, la presentadora volvía a advertirle de que tendría que expulsarla si no hablaba en español. “Si no hablas español, te vas. No me importan tus retos cochinos, estúpidos e idiotas”, proseguía visiblemente indignada.

 

Finalmente, la jueza le dio una última oportunidad a la participante para expresarse en el idioma correcto. “Eres colombiana y esto es un programa en español. Si no hablas español en la próxima palabra, ¡te largas!”. Un ultimátum ante el que la joven respondió con un escueto “sí, señora” en perfecto español.

El vídeo del tenso enfrentamiento ha sido compartido por un usuario de Twitter y la publicación ya acumula más de 900 retuits, más de 500 tuits citados y casi 3.200 ‘me gusta’.

Lo cierto es que el programa de Telemundo suele acaparar comentarios en redes y críticas, especialmente por las dudas sobre la veracidad de los casos judiciales que se tratan frente a las cámaras. El formato, muy similar al espacio De buena ley que emitió Telecinco en España, expone en sus créditos finales que muchos de los casos son dramatizados para proteger la identidad de los verdaderos litigantes, quienes se someten a un proceso de arbitraje fuera de cámaras para resolver sus conflictos.

La propia presentadora contribuyó a esta polémica en 2008, cuando en una entrevista al diario chileno La Tercera reconoció que “muchos casos tienen que estar arreglados“, asegurando que “lo que vale es el mensaje que se transmite”. No obstante, Ana María Polo defendió que todos los casos tratados en el programa son reales, aunque sus protagonistas a veces no sean los que aparecen en pantalla.