Portada » Ana Rosa Quintana y García-Margallo destrozan la mentira de Sánchez: Zapatero no viajó a Caracas a título particular
Noticias

Ana Rosa Quintana y García-Margallo destrozan la mentira de Sánchez: Zapatero no viajó a Caracas a título particular

El ‘caso Venezuela’ está haciendo tambalear al ya inestable gobierno de Pedro Sánchez. A sólo tres semanas del escándalo por la reunión de la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero ha viajado hasta Caracas para cumplir una ‘doble misión’ por parte del “gobierno progresista” (como ha logrado conocer Periodista Digital). Una tensa situación que Sánchez ha intentando minimizar afirmando que el socialista viaja a título personal, una versión que ha sido desmontada en ‘El Programa de Ana Rosa’ de este lunes 10 de febrero.

Ana Rosa Quintana reconoce que la visita de José Luis Rodríguez Zapatero a Caracas “ha dejado un poquito fuera de juego” al gobierno de Pedro Sánchez. A pesar de que afirmó que para el “gobierno progresista” se trata de “una reunión con la cúpula venezolana que no tiene nada que ver con la política oficial española y que es un acto privado del señor Zapatero”, es una versión que no termina de comprar. Más aún al conocer el pasado del socialista español y sus peligrosos nexos con la dictadura venezolana, sin olvidar que se trata de un “expresidente de gobierno del mismo partido que está gobernando España”.

El exministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, también ha puesto en tela de juicio el carácter personal del viaje de José Luis Rodríguez Zapatero. “Hay una tradición en política exterior y es que cuando un persona pública viaja, sea de tu partido o de un partido de la oposición, consulta primero con el gobierno”. En este sentido, no sólo el PSOE y Podemos sabrían de la visita, sino que habrían dado su visto bueno a su mediación ante la dictadura bolivariana.

Para evitar que queden dudas, García-Margallo recalcó que “la política exterior es del gobierno y el gobierno tiene que vigilar. José Luis Rodríguez Zapatero no es un personaje neutro en Venezuela”. Una postura en la que ahondó el periodista Eduardo Inda, quien no titubeó para afirmar que “en plan personal no va”, destacando que justamente fue para reunirse con Delcy Rodríguez tras el escándalo del ‘caso Ábalos’.

En ‘El Programa de Ana Rosa’ también han analizado la molestia de Estados Unidos ante las decisiones en política internacional que ha tomado el gobierno de Pedro Sánchez con respecto a Venezuela. En este sentido, se ha puesto sobre la mesa las posibles sanciones contra el “gobierno progresista” por su apoyo a una dictadura consolidada y violadora de Derechos Humanos.

La misión de Zapatero en Caracas

El expresidente español, quien fue apodado ‘el príncipe’ por la propia Delcy Rodríguez, habría viajado hasta Caracas con el objetivo principal de “trazar una estrategia de cara al regreso de Juan Guaidó a Venezuela. Un tema que no sólo tiene que tratar con el régimen, sino también con los rusos que acaban de entrar al país”, afirman a Periodista Digital fuentes del gobierno interino. En este sentido, hacen referencia a la llegada del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov (quien ya afirmó que se reuniría con Nicolás Maduro y con Delcy Rodríguez).

El régimen de Nicolás Maduro ya afirmó su interés en capturar a Juan Guaidó a su llegada a Venezuela, pero Estados Unidos ya advirtió que habría una respuesta inmediata si ocurre algo con el presidente encargado de Venezuela. De ahí que la dictadura bolivariana esté moviendo su dos grandes piezas en el ajedrez internacional: Rusia y España, donde ya es conocida la labor a favor del régimen de José Luis Rodríguez Zapatero (en especial en materia de presos políticos, como ocurrió con Leopoldo López y las amenazas a Julio Borges). El objetivo es «ver cómo pueden desaparecer a Juan Guaidó de la política venezolana sin generar una intervención militar inmediata de Estados Unidos».

La segunda ‘misión’ del expresidente socialista es más evidente: intentar apagar el gran incendio que ha generado la reunión entre José Luis Ábalos y la vicepresidenta chavista Delcy Rodríguez en el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. En concreto, tendrá que “recuperar la intermediación entre el gobierno de España y el régimen chavista, por lo que dejarían al margen a otros ministros o funcionarios que puedan poner en ‘jaque’ la permanencia del gobierno progresista”. Además, tendrá que contentar a Delcy, quien “no ha quedado muy satisfecha por las presiones de la Policía Nacional, ni por cómo se tuvo que limitar a ciertas áreas del aeropuerto”.

Es importante recordar que, en las últimas semanas, José Luis Rodríguez Zapatero ha ido realizando una ronda de entrevistas en los medios de comunicación (tanto prensa escrita como radio y televisión) para intentar quitarle hierro al polémico ‘Caso Ábalos’, lo que ha desencadenado en un blanqueo directo al régimen de Nicolás Maduro, llegando a decir que Delcy Rodríguez (sancionada por la Unión Europea por las violaciones a Derechos Humanos) ha “trabajado siempre a favor de las medidas de libertad y de los derechos fundamentales”.