Alemania no se anda con tonterías: condena a cadena perpetua a un refugiado iraquí que violó y asesinó a una niña

Alemania no se anda con tonterías: condena a cadena perpetua a un refugiado iraquí que violó y asesinó a una niña

Ali Bashar, de 22 años, pasará el resto de sus días encerrado en una prisión. Este refugiado iraquí, que llegó a Alemania en la crisis migratoria, violó y asesinó a Susannah Feldman, de 14 años.

Según informan los medios locales, el Juzgado de Wiesbaden ha decidido condenarlo a cadena perpetua. El juez, en su autor, refleja que Ali Bashar «no mostró ningún tipo de arrepentimiento» durante el juicio. «Tampoco mostró ningún tipo de remordimiento» por matar a una adolescente de 14 años. Además, se describe al joven de 22 años como un «asesino de sangre fría».

Cabe destacar que el propio Ali Bashar también está juzgado de violar a una niña de 11 años en repetidas ocasiones además de protagonizar un atraco en abril de 2018.

Llegó en 2015 a Alemania

Este joven llegó como refugiado en octubre de 2015, coincidiendo con la crisis migratoria que propició que Angela Merkel permitiera la entrada de un millón de refugiados a Europa.

En un primer momento vio rechazada su petición para quedarse en Alemania, pero pese a ello, se le permitió seguir en el país hasta que se produjera el segundo fallo sobre su caso.

Fue en mayo de 2018 cuando coincidió con la adolescente de 14 años en una zona boscosa de Wiesbaden. Allí la violó y la golpeó hasta la muerte, enterrando parcialmente su cuerpo.

Tras asesinarla, Bashar logró regresar con su familia a Irak, pero afortunadamente, en una operación conjunta entre las fuerzas alemanas e iraquíes, se logró detener al joven de 22 años, que ahora ha sido condenado a cadena perpetua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.