Ada Colau sale en defensa de unos okupas argelinos: quiere multar al dueño de una finca si no la reforma para ellos

Ada Colau sale en defensa de unos okupas argelinos: quiere multar al dueño de una finca si no la reforma para ellos

Ada Colau obliga a un dueño de una finca a reformarla para los okupas argelinos que viven en él. El equipo de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quiere sancionar al propietario de un edificio si no lo reformar para que unos okupas que viven en él puedan vivir dignamente.

Según informa OKDiario, la alcaldesa podemita de la Ciudad Condal ha salido en defensa de unos okupas argelinos amenazando con multar al propietario del inmueble si no lo reforma.

En un informe que publica el diario digital de Eduardo Inda, elaborado por técnicos del ‘Servicio de intervención y mediación en situaciones de pérdida u ocupación de la vivienda’, se puede leer que las condiciones del inmueble no son las adecuadas para estar habitado y proponen una serie de reformas a realizar para corregir las “deficiencias” y “conseguir unas condiciones mínimas de salubridad e higiene y garantizar la seguridad de las instalaciones”.

Ada Colau, que impidió que la empresa ‘Desokupa’ desalojara a los okupas argelinos, quiere multar al propietario del edificio que pidió la licencia para realizar una reforma completa.

La empresa ‘Desokupa’ ya denunció que estos okupas, de nacionalidad argelina, se dedican al tráfico de drogas y a protagonizar hurtos en el centro de la ciudad.

“Nos tiraron botellas, fabricaron un lanzallamas y atacaron a los vecinos”

Daniel Esteve, propietario de Desokupa asegura: “Nos tiraron botellas, fabricaron un lanzallamas y atacaron a los vecinos. Los Mossos d’Esquadra nos prohibió acercarnos a los edificios porque los iban a identificar ellos”.

“Se presentaron dos regidoras del Ayuntamiento de Barcelona para impedir que se desalojara el edificio”, explica. “El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado un expediente sancionador al propietario porque el edificio está en mal estado y a los 35 argelinos que hay les puede pasar algo”.

Mientras tanto, el propietario de la finca sigue sin poder entrar ni realizar ninguna acción sobre el edificio  y los okupas, con la permisividad del Ayuntamiento de Barcelona, siguen en el edificio, okupando todas las viviendas que hay en él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.