Portada » Varias universidades británicas piden que no se penalicen las faltas de ortografía para no ser “elitistas”
Actualidad

Varias universidades británicas piden que no se penalicen las faltas de ortografía para no ser “elitistas”

Una persona haciendo un examen.
Una persona haciendo un examen.

NIUS Diario

  • La Universidad de Hull considera que exigir un buen inglés hablado y escrito podría considerarse “homogéneo, del norte de Europa, blanco y masculino”

  • Con esta medida, el centro busca “eliminar las barreras al aprendizaje” de los estudiantes de diferentes orígenes y realizar “evaluaciones inclusivas”

  • La ministra de Universidades, Michelle Donelan, considera que esta medida “reducirá los estándares” y “nunca ayudará a los estudiantes desfavorecidos”

Al menos tres universidades británicas han decidido que las faltas de ortografía, gramaticales o de puntuación no penalicen en los exámenes de algunos grados, con el objetivo de realizar “evaluaciones inclusivas” y “eliminar las barreras al aprendizaje” de los estudiantes de diferentes orígenes, además de para reducir las tasas de abandono de aquellos que proceden de entornos más pobres o con dificultades con el lenguaje, según ha informado la BBC y ‘The Sunday Times’.

La Universidad de Hull, una de las que ha decidido realizar este cambio en su enseñanza, considera que exigir un buen inglés hablado y escrito podría considerarse “homogéneo, del norte de Europa, blanco, masculino” y “elitista”.

“Como universidad, estamos comprometidos a eliminar las barreras al aprendizaje, aumentar la movilidad social y brindar oportunidades a estudiantes de todos los orígenes”, aseguró un portavoz de la Universidad de Hull.

“La inclusión es uno de nuestros valores fundamentales y creemos firmemente que todos, independientemente de su origen, deben tener la oportunidad de estudiar y tener éxito“, añadió el portavoz del centro, que dice en su propia web que es “una institución global” que da la bienvenida a personal y estudiantes de más de 100 países.

Además, según la Universidad de Hull, esta decisión “desafiará el status quo” al no insistir más en el dominio del inglés hablado y escrito en algunas materias y alentará a los estudiantes a desarrollar una “voz académica más auténtica” que “celebre, en lugar de oscurecer, sus antecedentes o características particulares”.

Otra de los centros en implantar esta medida es la Universidad de las Artes de Londres, que ha pedido a sus profesores “aceptar activamente errores ortográficos, gramaticales u otros errores del idioma que no impidan significativamente la comunicación, a menos que el informe indique que un lenguaje formalmente preciso es un requisito”.

La Universidad de Worcester también ha ordenado a sus profesores que evalúen a los estudiantes por sus ideas y conocimientos y no por la ortografía, la gramática y la puntuación, si no son “fundamentales para los criterios de evaluación”.

Controversia con la medida: “Eso nunca ayudará a los estudiantes desfavorecidos”

No obstante, la medida ha generado gran controversia entre la clase política. La ministra de Universidades, Michelle Donelan, ha asegurado que eliminar este requisito en la calificación de los exámenes es “reducir los estándares”, según recoge la BBC.

Donelan aseguró el pasado jueves en la Cámara de los Comunes que estaba “consternada por la decisión de algunas universidades de eliminar los estándares de alfabetización en sus evaluaciones”. “Creo que está mal orientado y, de hecho, está rebajando los estándares. Eso nunca ayudará a los estudiantes desfavorecidos. En cambio, la respuesta es elevar los estándares y brindar una educación de alta calidad”, afirmó.

Por otro lado, el presidente del Comité Selecto de Educación, Robert Halfon, describió la decisión como “condescendiente y contraproducente”.