Portada » Los interrogantes jurídicos y políticos que crea en Aragón la salud de Lambán
Actualidad

Los interrogantes jurídicos y políticos que crea en Aragón la salud de Lambán

los-interrogantes-juridicos-y-politicos-que-crea-en-aragon-la-salud-de-lamban

El presidente no dejará su actividad política y seguirá ejerciendo su labor institucional mientras la salud se lo permita. De hecho, no ha trastocado nada de su agenda en los próximos días

El resoplido intenso que dio antes de empezar la comparecencia pública más difícil de su trayectoria política lo explicó todo. La vida del presidente de Aragón, Javier Lambán, de 63 años, ha dado un vuelco. Los médicos le han diagnosticado cáncer de colón y podría pasar por el quirófano. El estado de salud del dirigente socialista ha suscitado una serie de interrogantes jurídicos y políticos.

El presidente no dejará su actividad política y seguirá ejerciendo su labor institucional mientras la salud se lo permita. De hecho, no ha trastocado nada de su agenda en los próximos días. Ni siquiera el encuentro con Felipe VI del próximo viernes en un acto con empresarios aragoneses.

Lambán anuncia que tiene cáncer y que seguirá al frente del Gobierno de Aragón

“No les oculto que una noticia de esta naturaleza produce de entrada un fuerte quebranto personal”, recalcaba en su comparecencia mientras se reafirmaba en que “esto no supone una heroicidad ni mérito especial alguno por mi parte”. “Hago lo mismo que otros muchos ciudadanos de distintas profesiones que afrontan esta misma enfermedad y continúan en su actividad ordinaria”, añadió.

La entereza y la valentía del presidente de Aragón al anunciar su enfermedad fueron lo más comentado ayer por múltiples dirigentes políticos de la comunidad. Desde el propio alcalde de Zaragoza, el popular Jorge Azcón, que ejerce como su principal adversario político, a las palabras de afecto de otros tantos representantes de Aragón y de fuera de la comunidad, sobre todo en el PSOE. Las muestras de afecto no cesaron en todo el día. El apoyo ha sido unánime.

Planes por si Lambán es baja

La inesperada enfermedad del presidente aragonés no trastocará en demasía el ritmo del Gobierno de Aragónliderado por el PSOE en un cuatripartito insólito que engloba también a Unidas Podemos, Chunta Aragonesista y el Partido Aragonés. Pero sí que se empiezan a idear mecanismos internos para amortiguar la posible ausencia del presidente Lambán si su enfermedad se complica.

En un principio, según fuentes del Ejecutivo, en la Ley autonómica del Presidente y del Gobierno de Aragón, de 2009, se contemplan los supuestos precisos para la sustitución. En este caso, sin esperar a día de hoy que Javier Lambán cese o dimita por su situación médica en un futuro, se aplicaría una delegación de funciones mediante un decreto autonómico durante el tiempo que el presidente aragonés esté incapacitado para ejercer con plenas funciones su cargo.

En este sentido, todo apuntaría a que el relevo lo protagonizaría la actual consejera de Presidencia del Gobierno aragonés, Mayte Pérez. Es, a día de hoy, el principal referente político dentro de la Diputación General de Aragón, tras el propio Lambán, y la actual líder del PSOE en la provincia de Teruel.

El papel político del secretario general de los socialistas aragoneses es incuestionable por ser el principal urdidor, y el valedor del equilibrio, de un Gobierno cuatripartito insólito que no tiene casi ninguna discrepancia interna y que tampoco tiene una oposición considerable en la derecha política de las Cortes de Aragón.

Aunque lo consideran prematuro en las filas socialistas, la situación médica actual de Javier Lambán podría precipitar que no se presentara a una reelección en 2023, lo que alimenta la batalla por la sucesión en el PSOE de Aragón: por un lado, el continuismo que encarna Mayte Pérez; por otro, el intento de Ferraz por controlar una de las pocas federaciones que marcan distancia con Pedro Sánchez.

La delicada salud del vicepresidente

Con todo, lo que más inquietud genera en el Gobierno aragonés es la situación médica del vicepresidente, Arturo Aliaga, del Partido Aragonés (PAR), que se encuentra hospitalizado y su situación médica podría precipitar el abandono de la política. Ello ocasionaría el relevo en el Gobierno cuatripartito de un vicepresidente más cercano a Javier Lambán por otro dirigente del PAR que pueda estar más alejado de la hoja de ruta del Gobierno, con el fin de buscar un hueco político que permita catapultar la denostada marca electoral en los últimos años del Partido Aragonés.