Portada » Jesús Cintora se va y TVE rompe el espejo de La Sexta
Actualidad

Jesús Cintora se va y TVE rompe el espejo de La Sexta

‘Las cosas claras’, ‘infoshow’ con el que se quería imitar el éxito de Ferreras en Atresmedia, se despedirá el 22 de julio sin haber logrado superar la media de audiencia de La 1

El próximo día 22 se despide de La 1 ‘Las cosas claras’, un programa que ha estado acompañado por la polémica desde antes incluso de su estreno, el 16 de noviembre de 2020. Creado para tratar de emular el éxito de Antonio García Ferreras en La Sexta, donde colaboraba Jesús Cintora, el espacio no entró con buen pie en Televisión Española. Los sindicatos denunciaron su presunta ilegalidad e Isabel Cacho, directora de Magacines, presentó su dimisión cuando Enric Hernández le impuso la creación de un híbrido entre información y entretenimiento. Como explican algunos profesionales en la corporación pública, «las imitaciones siempre salen mal y quien quiere ver La Sexta ya tiene La Sexta». En Atresmedia, por cierto, nunca consideraron un peligro la nueva competencia, «demasiado cercana a Podemos» para triunfar entre el público de La 1 o incluso entre el suyo, donde era un colaborador sin programa propio.

La nueva mañana diseñada por el director de Información y Actualidad de RTVE suponía también la desaparición de ‘Los desayunos, después de un cuarto de siglo en antena. Sus restos eran absorbidos por otro gran ‘infoshow’, ‘La hora de La 1’, presentado por Mónica López, hasta entonces responsable de la información meteorológica.

A las críticas contra el programa de Cintora se sumó el Consejo de Informativos. Las protestas no venían solo de los descontentos y relegados desde la llegada de Rosa María Mateo. Pocos en RTVE entendían que una productora externa se hiciera cargo de un espacio al fin y al cabo informativo, un servicio público que la ley y los estatutos de RTVE impiden dejar en manos privadas.

La fórmula del ‘infoentretenimiento’ permitió sortear los escollos legales, pero propició situaciones «absolutamente impropias», según denunciaron periodistas de la casa, como Xabier Fortes y Carlos Franganillo. Todo ello por 43.000 euros al día, un coste desvelado por la administradora única en una de sus respuestas parlamentarias. Ni siquiera era el precio final verdadero, porque al ser una producción mixta, RTVE asume todos los gastos técnicos y de plató, más los sueldos de los trabajadores públicos que colaboran en el programa. La guinda la pusieron los servicios de verificación de Maldita.es, facturados aparte, cuando se podría haber recurrido al equipo interno de Verifica RTVE.

¿Cómo es posible entonces que se haya mantenido durante toda la temporada un programa con tantos factores en contra? En realidad, no solo se sigue emitiendo, en una prórroga forzada a última hora, sino que ‘Las cosas claras’ ha estado a punto de sobrevivir a sus detractores, pese a que José Manuel Pérez Tornero dejó claro que no le gustaba el invento casi antes de entrar por primera vez en su despacho. En el Consejo de Administración de RTVE se llegó a discutir la posible continuidad del programa en septiembre, aunque para el presidente era «un grano en el culo», como lo define un mando intermedio dentro de la corporación.

«Una cosa es lo que dices que vas a hacer y otra lo que puedes hacer», añade este profesional, que también cree que la revolución anunciada empieza a estar aguada y que Pérez Tornero parece «sobrepasado». Se sabe, por otro lado, que el espacio que lo sustituya estará alejado de la información, pero seguirá en las mismas manos, ya que al igual que ‘Las cosas claras’ será realizado por Lacoproductora, creada en 2018 por José Miguel Contreras, uno de los fundadores de La Sexta. En este sentido, no todo el mundo cree en RTVE, pese a los más de seis mil empleados, haya personal suficiente para asumir todos los programas sin externalizaciones. «Faltan redactores y no puedes contratarlos, salvo interinos o eventuales. ¿Qué haces, cambiarlos cada seis meses?», se pregunta un veterano periodista.

Cambio de fuerzas políticas

Cuando ‘Las cosas claras’ dinamitó la antigua franja de la mañana en TVE, el plan era imitar ‘Al rojo vivo’, de La Sexta, y el ideólogo era otro hombre llegado de fuera, Enric Hernández, con plenos poderes como ‘superjefe’ de Informativos, cargo creado para él por Rosa María Mateo, a la que muchos descartan como responsable. «Se lo impusieron y tuvo que tragar», afirman. Otro problema fue que el programa se montó «de la noche a la mañana». De repente, llegaron más de veinte periodistas y no sabían «ni dónde colocarlos».

Fuentes internas de RTVE atribuyen aquel movimiento a la posición de fuerza de Podemos dentro del Gobierno. De la misma manera, la debilitación de la formación morada se ha traducido en una progresiva pérdida de peso en el organigrama de la corporación, culminada con la llegada de Pérez Tornero, nombrado por consenso y no a dedo, como su antecesora.

Pese a las buenas intenciones del actual responsable de RTVE, cada paso por alejarse del modelo anterior parece una hazaña y ya empieza a circular en los pasillos de la corporación la sensación de que los cambios van demasiado despacio. Y eso que una de las primeras medidas de Pérez Tornero fue desmantelar a toda la cúpula anterior, después de unos meses de reflexión. De ese modo dejó sin su dirección a Enric Hernández, quien pese a todo no fue despedido y se le asignó un nuevo cargo, al contrario de lo que ocurrió con otros responsables de informativos llegados de fuera en etapas anteriores, como José Antonio Álvarez Gundín.

Posible vuelta de ‘Los desayunos’

Lo irónico de la situación es que el Tribunal Constitucional ha terminado declarando nulo el nombramiento de Mateo, aunque la sentencia no explica cómo se puede revertir lo ocurrido en estos años, más allá de retirar algún programa, como el de Cintora, o incluso de recuperar otros, como ‘Los desayunos’, una posibilidad de momento solo en estudio, pero para la que ya suenan incluso los primeros candidatos, como Marc Sala. Resucite o no el programa, todavía hay un grupo de profesionales de RTVE relevados por Mateo que no han ‘disfrutado’ la sentencia del TC.

¿Hablará Jesús Cintora después de su último día en TVE? Hace apenas unos días amagó con hacerlo en antena: «Por respeto a donde estoy, no voy a decir de momento nada», declaró. «Uno intenta mantenerse siempre por respeto a mucha gente. Igual con uno no se está teniendo tanto respeto, pero este equipo intenta ser respetuoso hasta el final», dijo el presentador de ‘Las cosas claras’ antes de despedir su magacín.

Diga lo que diga, tire o no de alguna manta, en RTVE creen que el cambio de rumbo, todavía tímido, debe ser definitivo. «No podemos estar permanentemente copiando formatos de los demás. Tenemos que apostar por lo nuestro». Ni siquiera una buena imitación resolvería el problema, porque «Ferreras puede hacer cosas que en TVE son inviables».

Tags