Portada » El dilema en Moncloa: a más exposición pública de Sánchez, más se hunde el PSOE
Actualidad

El dilema en Moncloa: a más exposición pública de Sánchez, más se hunde el PSOE

Todas las luces de emergencia se han encendido en el entorno del presidente. Ni el nuevo Gobierno ni el lucimiento en los medios de EEUU remontan su imagen. Todo lo contrario.

La broma malvada recorre en estos últimos días los whatsapp de algunos dirigentes socialistas menos afectos a Moncloa. “La pasada semana dos hombres han subido al espacio: Jeff Bezos y Pedro Sánchez“.

Sin embargo, en el núcleo duro de Presidencia del Gobierno no están para bromas. De hecho, el nuevo sanedrín de Sánchez se ha reunido este lunes en sus primeros maitines tras la llegada de Óscar López como nuevo jefe de gabinete y de Francesc Vallés como su secretario de Estado de Comunicación, con un auténtico sapo en el desayuno.

Tres encuestas, de medios diversos y no ideológicamente afines, que aceleran el desplome del PSOE en intención de voto. Pero, lo que es peor, que entierran en tiempo récord los efectos balsámicos para Sánchez de su revolución en el Consejo de Ministros.

Es de suponer que el trabajo de campo previo de esos tres sondeos publicados este lunes no haya tenido tiempo de recoger el impacto de la gira de Sánchez por Estados Unidos, en la que la prensa más próxima al PSOE ha querido encontrar brotes verdes para un Sánchez en caída libre en intención de voto desde que Isabel Díaz Ayuso le hiciera morder el polvo electoral en las urnas madrileñas del 4-M

La burbuja del nuevo Gobierno se ha pinchado apenas tres semanas después de su nacimiento.

En Moncloa, y de eso algo sabe un Óscar López criado políticamente a la sombra de José Blanco, que siempre trabajó en Ferraz rodeado de encuestas, saben que los sondeos solamente reflejan instantes o fotos fijas pero sí que “marcan tendencias”. Y la tendencia sostenida provoca pánico entre los nuevos hombres del presidente: “a más Sánchezmenos PSOE“.

Y es que hasta ahora toda la estrategia del defenestrado Iván Redondo había pasado por centrar el foco en un Sánchez ommipresente mediáticamente frente a un gobierno de perfil bajo donde ningun ministro le hiciera sombra.

Paradójicamente, a medida que Sánchez se ha prodigado en estos meses en actos institucionales -homenaje a las víctimas del Covid o inaguración del Centro Memorial de las Víctimas- o giras internacionales -las tres repúblicas bálticas y EEUU en este último mes de julio-, la intención de voto de los socialistas no ha hecho otra cosa que hundirse.

Esta semana en la que se cierra el curso político, Sánchez aún se ha reservado dos fotografías más para el culto a su imagen personal: la tradicional rueda de prensa de balance del semestre, con más de una hora en directo y en el prime time de las televisiones este jueves; y la Conferencia de Presidentes del viernes en Salamanca. Y aún en agosto exprimirá aún más la estrategia con la preceptiva visita a Marivent y posado con el Rey.

Mientras, el nuevo equipo de gurús de La Moncloa busca repensar la táctica para septiembre, según reconocen a ESdiario fuentes socialistas. La pasarela de los nuevos ministros en el Congreso para presentar sus renovados planes puede servir de oportunidad para abrir el foco.  Y es que Moncloa ha constatado que Sánchez ahora, lejos de sumar, resta.

 

Tags