Portada » Aerolíneas y hoteles aceleran su reactivación para atender a los alemanes rumbo a Baleares
Actualidad

Aerolíneas y hoteles aceleran su reactivación para atender a los alemanes rumbo a Baleares

Trabajador en el Hotel Riu Concordia de Palma de Mallorca
Trabajador en el Hotel Riu Concordia de Palma de Mallorca

Cristina Montalvo – NIUS Diario 

  • La cadena hotelera RIU ha adelantado la apertura de dos de sus cinco hoteles en Playa de Palma

  • Ryanair operará 200 vuelos adicionales entre Mallorca y Alicante y ciudades alemanas durante la Semana Santa

  • La Comunidad Valenciana también se beneficia del levantamiento de las restricciones en Alemania pero no registra, de momento, un aumento de las reservas

De la noche a la mañana la decisión de Alemania de sacar a Baleares de la lista de zonas de riesgo por el covid ha conseguido reiniciar la actividad turistica en Mallorca y acelerar los planes de los empresarios del sector de cara a la Semana Santa. Y es que la eliminación de la cuarentena obligatoria para los viajeros procedentes de este destino ha disparado en apenas cuatro días las reservas de vuelos y plazas hoteleras.

Así, la aerolínea Ryanair ha anunciado que ofrecerá 200 vuelos adicionales que conectarán Palma de Mallorca y Alicante con las principales ciudades alemanas como Colonia, Berlín o Frankfurt durante Semana Santa. Una decisión que sigue a la adoptada por la línea de bajo coste de Lufthansa que ha añadido otros 300 vuelos a sus previsiones iniciales.

Las cadenas hoteleras, por su parte, también han tenido que pisar el acelerador para responder al rápido aumento de la demanda. RIU ha decido adelantar al 27 de marzo la reapertura de dos de sus hoteles en Playa de Palma, prevista para mediados y finales de abril, ante la avalancha de reservas. La compañía había mantenido solo un establecimiento abierto en esta zona desde el pasado septiembre, el RIU Festival; un hotel que hasta el levantamiento de las restricciones tenía reservado el 35% de sus habitaciones para la próxima semana y que ahora está ya completo.

“Sabíamos que el impacto positivo iba a ser inmediato, porque hay muchas ganas de viajar y la gente considera seguro tanto el destino como los protocolos que se establecen en los hoteles”, señalan fuentes de la compañía, que explican como ya se ha iniciado la recuperación del personal para poner a punto los hoteles de cara a las vacaciones de Semana Santa. Un auténtico alivio para unos trabajadores que llevan meses inactivos por culpa de la crisis del covid.

Apertura progresiva

A pesar de la euforia que la llegada del turismo alemán supone para el sector turístico mallorquín, muy golpeado por la pandemia, los hoteleros optan por la cautela y señalan que, a pesar de este repunte del interés de los viajeros internacionales, la incertidumbre sigue siendo muy alta.

Desde la Federación Hotelera de Mallorca comparten la alegría por la recuperación de la actividad turística pero insisten en que debe hacerse de forma gradual y progresiva, y manteniendo la obligatoriedad de que todo aquel que viaje a la isla presente una PCR negativa. Recuerdan que los turistas que llegan saben que se van a encontrar con un toque de queda de diez de la noche a seis de la mañana, con la hostelería cerrada a partir de las cinco de la tarde y con restricciones de aforo en los restaurantes.

Señalan, además, que de los cerca de mil hoteles que existen en Mallorca actualmente permanecen abiertos apenas medio centenar (una cuarta parte de los que lo estaban en marzo del pasado año antes del estallido de la pandemia) y calculan que una veintena más pueda abrir sus puertas en las próximas semanas ante este aumento de la demanda.

Poco impacto en la Comunidad Valenciana

Donde también se nota ya la llegada de visitantes procedentes de Alemania es en la Comunidad Valenciana, otro de las zonas que el Gobierno germano ha sacado de la lista de destinos de riesgo. En este caso la mayoría de los visitantes, dicen desde el sector hotelero, son ciudadanos alemanes que tienen allí segundas residencias a las que hasta ahora no podían acudir, por lo que el impacto no está siendo importante aun desde el punto de vista de las reservas en alojamientos hoteleros.

“El turismo alemán aquí es más residencial y mucho más residual de lo que es en Mallorca y Canarias. Aun así, es muy bueno que la Comunidad Valenciana haya sido incluida entre las zonas con niveles bajos de covid donde se puede viajar sin necesidad de guardar cuarentena ni test al regreso. Esto da una imagen de seguridad muy buena de cara al verano”, explica Toni Mayor, presidente de HOSBEC, la Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana.

“Lo que no entendemos es la incongruencia de que puedan venir alemanes y los españoles no. Hay zonas en España que tienen una incidencia muy baja y no tiene ni pies ni cabeza que ellos no puedan venir”, señala en referencia al cierre perimetral decretado por todas las comunidades autónomas tanto para la Semana Santa como para el puente de San José.

Aseguran desde HOSBEC que tras la eliminación de las restricciones, los aviones que mantenían las rutas regulares entre Alemania y la Comunidad Valenciana se han llenado, por lo que no pierden la esperanza de que, ante la imposibilidad de ir a otros destinos restringidos por el covid muchos alemanes opten este año por darles una oportunidad. “Estamos abiertos a que esto se anime”, dice Mayor, que destaca que en los próximos días se reabrirán una quincena de hoteles para atender al turismo local.

El impacto del cierre perimetral en Semana Santa

Una de las gerentes que está gestionando la apertura de uno de esos establecimientos es Victoria Puche, la presidenta de la Asociación Provincial de Hoteles y Alojamientos Turísticos de Alicante (APHA). En plenos trabajos de limpieza y organización para reabrir las puertas en poco más de doce días confía en que la decisión de Alemania pueda ayudar a reactivar el sector. “Llevamos meses sembrando en campañas de promoción turística y estoy segura de que derivaremos turistas alemanes y suizos”

Aun así, a diez días del comienzo de la Semana Santa, en sus previsiones trabajan  con recibir solo turismo doméstico de la Comunidad porque, aunque detectan un aumento de las búsquedas y del interés por el destino, los movimientos, dice, son lentos. Y sobre todo, asegura, porque lo que más les está afectando es el cierre perimetral.

“Nos resulta todo muy contradictorio y trabajar sin una operativa de desescalada es hacerlo a ciegas. La planta hotelera de la Comunidad Valenciana está preparada, pero no tenemos ningún guión sobre la mesa. Trabajar así es muy complicado. Ha pasado un año y estamos igual. Ha habido tiempo para planificar y seguimos sin saber qué operativa sanitaria va a tener, por ejemplo, el aeropuerto de Alicante, cuando lleguen esos aviones de Ryanair con los turistas”, lamenta Puche.

Pese a todo, la presidenta de APHA trabaja a todo ritmo en la reapertura de un hotel de 200 habitaciones prevista para el 29 de marzo. “Abrimos porque esto tiene que empezar a funcionar, porque de alguna forma seguimos siendo optimistas y pensamos que tras la Semana Santa levantarán el confinamiento perimetral y esto se empezará a mover”. Si se empieza por traer a viajeros al destino, dice, toda la recuperación llegará después.