Portada » Abascal fumiga a Iglesias tras la bravata de que la derecha nunca gobernará en España: «¿Y cómo lo harás, totalitario leninista?»
Noticias

Abascal fumiga a Iglesias tras la bravata de que la derecha nunca gobernará en España: «¿Y cómo lo harás, totalitario leninista?»

“Iglesias, eres un fanfarrón de poca monta”

Se ha ido calentito el cada día más ridículo  líder de Unidas Podemos y a la sazón vicepresidente segundo del Gobierno socialcomunista.

Pablo Iglesias, que es tan cursi como proclive al insulto, salió como un poseso a cargar contra los partidos de derecha, a los que vaticinó que jamás gobernarían en España porque no van a sumar nunca mayoría en el Congreso de los Diputados.

Huelga decir que las cacerolada y, especialmente, la manifestación del 23 de mayo de 2020 que colapsó no solo Madrid, sino muchas ciudades a lo largo y ancho de toda España ha puesto contra la pared a los principales actores del Ejecutivo sanchista.

Pablo Iglesias, que además observa con auténtico pavor como semana tras semana sigue bajando en los sondeos del intención de voto, ha salido a por todas con un discurso de lo más populista, nada que ver con el mensaje que debería de tener alguien con la responsabilidad de ejercer una vicepresidencia de Gobierno.

Pero para el político morado la institucionalidad se limita a su despacho y a ver incrementada la nómina a fin de mes. De resto, sigue siendo el mismo de la Puerta del Sol y de sus bravatas en los medios minoritarios en los que empezó a labrar su trayectoria política.

Así se expresaba el máximo líder de Unidas Podemos en un corto vídeo que VOX ha subido a sus redes sociales:

 

 

Por mucho que pretendan influir en algunos poderes del Estado y por mucho que insistan en su estrategia de la tensión, la derecha del berriche y de la cacerolada no gobernará en España porque nunca sumará mayoría en el Congreso de los Diputados para poder hacerlo.

El partido de Santiago Abascal se preguntaba, evidentemente, cómo iba a lograr el secretario general de Unidas Podemos evitar que una suma de votos de los partidos de derecha no pudiera alcanzar esa mayoría en el hemiciclo para poder gobernar y deslizaba la posibilidad de que el propio Iglesias estuviese lanzando una amenaza velada.

De hecho, Santiago Abascal consideraba una auténtica fanfarronada la afirmación de Pablo Iglesias: